Categorías

¡Lo más vendido!

Fabricantes

Novedades

Extensiones de pestañas, llega la revolución en la mirada

Extensiones de pestañas, llega la revolución en la mirada

Muchas mujeres dan prioridad a las pestañas cuando de maquillaje se trata. Una máscara de pestañas no puede faltar en ningún neceser de maquillaje que se precie. Sin embargo, cuando se quiere más, existe la opción de aplicar extensiones de pestañas, una alternativa cada vez más común. 

Hoy en nuestro blog te resolvemos algunas dudas en torno a este tratamiento.

¿Qué son las extensiones de pestañas una a una?

A cada pestaña propia se le aplica, con una técnica especial y un adhesivo específico, hipoalergénico y a prueba de agua, una pestaña de pelo sintético o natural. Se hace con una distancia de entre 1 y 2 milímetros, por  delante de la raíz de la pestaña para evitar alergias o que esta sufra. Las extensiones de pestañas se van cayendo poco a poco, durando un máximo de 4 a 5 semanas. Se recomienda un mantenimiento cada 15-20 días para lucirlas de forma permanente. El primer tratamiento será de 90 minutos y el mantenimiento de 60.

¿Sufre la pestaña o corre algún riesgo?

Las pestañas naturales no sufren ningún tipo de daño, ya que las extensiones se colocan entre 1 y 2 milímetros por delante de la raíz de la pestaña natural. De esta manera y al evitar el contacto con la piel, se disminuye el riesgo de alergias y la pestaña podrá seguir su ciclo de vida de forma natural, tal y como lo haría si no llevase extensiones de pestañas.

¿Es normal que la pestaña natural se caiga?

Sí, las pestañas tienen un ciclo de vida aproximado de 40 a 60 días. Transcurrido ese tiempo, se caen y dejan paso a una nueva pestaña. Por lo tanto, la extensión que quede colocada encima de esa pestaña caerá con ella. Las pestañas naturales se regenerarán tanto si se llevan las extensiones como si no.

¿Con qué frecuencia hay que realizar un mantenimiento de extensiones de pestañas una a una?

No existe una frecuencia exacta al depender del ciclo de la pestaña natural. Se recomienda un mantenimiento cada 15-20 días después de cada tratamiento. En cualquier caso, se considerará como mantenimiento siempre y cuando se realice en un plazo máximo de 30 días tras el tratamiento.

¿Requiere algún cuidado específico?

Tras el tratamiento, se recomienda no mojar las pestañas las primeras 12-24 horas. Se deben utilizar productos libres de aceites en la zona de los ojos para no perjudicar la función del adhesivo. Por lo demás, no requieren otros cuidados específicos. Se puede ir a la playa o piscina, o mojárlas, ya que son resistentes al agua y al sudor.

¿Se puede realizar el tratamiento si se tiene alergia a los cosméticos?

El contacto del producto con la piel es mínimo y todos los productos utilizados son hipoalergénicos; cumplen la normativa de cosméticos de España y la Unión Europea. De todos modos, para personas con piel sensible o propensas a alergias, se puede hacer el tratamiento con un producto específico para este tipo de pieles, un adhesivo de seguridad para prevenir cualquier reacción. Sin embargo, la duración de las extensiones de pestañas es menor que con el adhesivo convencional.

¿El proceso de colocación es doloroso?

En absoluto.

TIPOS DE EXTENSIONES DE PESTAÑAS:

MINK. Las extensiones de pestañas MINK son más ligeras, con un sutil brillo y más flexibles que las sintéticas en general. Son curvadas y con un acabado cónico perfecto que proporcionan un look suave y natural con un efecto máscara intenso. Son más fáciles de colocar que la mayoría de extensiones de pestañas que existen en el mercado.

MINK LIGHT. Estas extensiones de pestañas son aún más suaves, ligeras y flexibles que las MINK. En su composición presentan 50% seda y el resto sintético. Es por esto que su acabado es más lustroso, curvado y deviniendo cónica desde su base. Estas son las que se utilizarán en volumen 2D-3D-4D.

PRINCESS. Son las extensiones de pestañas por excelencia, hechas a mano con 100% pelo natural de visión. Su proceso de curvado es más extenso que las anteriores. Crean un efecto natural, elegante y sexy.